La importancia de cuidar tus redes sociales en verano

DCF 1.0

22 May La importancia de cuidar tus redes sociales en verano

Los clientes siempre están al acecho y si una empresa no responde a sus dudas, peticiones o quejas correctamente, prescindirán de ella y quizás, incluso, difundan una mala opinión, espantando a otros clientes potenciales. No dejes que el verano te pase factura y descubre cómo cuidar tus redes incluso en vacaciones.

El verano es la época por excelencia para las vacaciones. En estas fechas, incluso los emprendedores, las PYMES y las startup suelen resignarse a tomar un descanso a pesar de que muchas veces trabajen de lunes a domingo 24 horas al día durante el año. Pero también a estos “super hombres” les hace falta ese momento de descanso, de desconexión, que les permita regresar con más fuerza en septiembre.

Sin embargo, ¿qué ocurre con las empresas, las tiendas, el negocio y los clientes durante esas vacaciones? La época estival puede dejar en stand by las negociaciones entre empresas o los emprendedores, pero no afecta de igual manera a la interacción con los clientes. Muy al contrario, estos pueden aprovechar esas semanas de ocio y mayor tiempo libre para consumir y buscar nuevos productos, tiendas, etc. Y son esos mismos clientes los que no entenderán que no se les dé un trato adecuado, que no se resuelvan sus dudas o que si hay un incidente con su compra nadie les ofrezca una solución o apoyo logístico.

Entonces, ¿cuál es la solución para poder combinar las vacaciones de una pequeña empresa con las necesidades de nuestro público? Un apoyo externo que se responsabilice de nuestro social media para que público y empresa no adviertan la diferencia durante ningún mes del año. Algo en lo que somos expertos en Tooeasy.

Aquí te damos las razones para no dejar pasar esta opción:

UNAS REDES SOCIALES PARADAS DAN LA IMAGEN DE UNA EMPRESA CERRADA

No es fácil actualizar nuestros contenidos, nuestros perfiles o el blog de la empresa desde la playa, pero nuestros clientes navegaran por nuestras redes en busca de información, para saber cómo trabajamos o qué ofrecemos. Y quizás, si ven que estamos parados desde el 30 de junio, nos descarten como un posible objetivo porque consideren que la empresa está cerrada o abandonada.

Y ¿quién quiere darle su dinero y su tiempo a un negocio con el cierre echado y sin nadie detrás?

Además, esto hará que volver a ponernos en marcha en septiembre sea más complicado porque habremos perdido parte del terreno ganado durante todos los meses previos al verano.

INTERNET NO ENTIENDE DE HORARIOS NI FECHAS

Cuando las compras y las reservas se hacen con smartphone u ordenador, no hay horarios de oficina, el cliente, simplemente, compra cuándo y cómo le apetece. En cualquier momento y lugar. Esa es una de las ventajas, y a la vez inconvenientes, del e-commerce.

Por eso, ese mismo cliente no entenderá que por ser agosto o fin de semana, nadie le confirme su compra o se la tramite. No importa el mes del año que sea, querrán sentirse como si fuese uno de octubre y todo estuviera funcionando a toda máquina.

LAS DUDAS Y PREGUNTAS NO ACEPTAN ESPERAS

Si alguien está interesado en tu producto pero tiene dudas, esperará que se las resuelvas lo antes posible. Sino, tardará unos minutos en buscar en google una empresa que haga lo mismo que tú, pero que se las resuelva.

Por eso es imprescindible que alguien esté de guardia en tus redes dispuesto a atender al público digital. Esta es una de las claves para capear os meses de verano, que pueden ser más flojos, y para atraer nueva clientela que se haya sentido dejada de lado por su distribuidor habitual.

UNA QUEJA SIN CONTESTAR EVOLUCIONA A UNA “SÚPER QUEJA”

Todo aquel que tenga un negocio conoce perfectamente lo que ocurre cuando se produce una reclamación en las redes. Nadie es perfecto, todos tenemos fallos y los clientes no dudarán en pedir explicaciones y soluciones vía Twitter, Facebook o incluso Instagram. Una publicidad pésima para nuestra empresa si no se gestiona correctamente, o una oportunidad de fidelizar a un cliente si somos eficaces.

Tener a alguien detrás cubriéndote las espaldas durante el verano evitará que los clientes se sientan timados por haber pagado por un servicio que les ha causado algún tipo de fallo y que encima no le proporciona soporte. Si una queja no se resuelve (o no se hace a tiempo) provoca que perdamos un cliente y que, seguramente, otros tantos se hagan eco de ese mal servicio.

Sin embargo, darle una solución, contestarle de forma correcta y ser rápidos casi siempre se traduce en que la marca saldrá reforzada y el cliente, a pesar de ese fallo cualquiera, nos verá aún con mejores ojos.

EN VERANO NO ECHES EL CIERRE

Por todas estas razones queremos decirte que ¡NO ESTÁS SÓLO! Tienes derecho a esas merecidas vacaciones y desde Tooeasy queremos ayudarte a conseguirlo. Con nuestros planes de Social Media y Blog ni tu web ni tus clientes se verán desatendidos durante el verano y será como si contactasen directamente con tu empresa.

Y tú, ¿prefieres unas buenas vacaciones tranquilas u optarás por trabajar todo el verano? ¡Consúltanos!

Marta Araujo
maraujo@tooeasy.es
No Comments

Post A Comment